En apariencia, aprender a meditar no requiere de grandes habilidades. La imagen que generalmente se asocia es la de una persona que parece tranquila y relajada, casi siempre con los ojos cerrados y que parece estar “desconectada”. Sin embargo, la meditación es mucho más que desear estar en paz. Precisa de la determinación de querer concentrarse en el momento presente, incluyendo el ritmo de nuestra respiración y nuestras sensaciones corporales. Solo cuando estamos en sintonía con nuestro aquí y ahora es cuando ocurre la meditación, y para muchos eso puede tomar cierto tiempo de aprendizaje. Lo que sí es cierto es que cualquier persona puede practicarla y experimentar los increíbles beneficios que genera en cualquiera de sus variantes, como una mayor concentración y energía, así como una percepción más sosegada y centrada de los problemas cotidianos.



Cojín de meditación media luna

Cojín de meditación media luna samten moon

Si eres principiante o viajas mucho y no quieres perder un día en tu práctica de meditación o yoga, necesitas un cojín resistente, ligero y que sea fácil d...

Cojín de meditación media luna

Cojín de meditación media luna

Si buscas un cojín para meditar o hacer yoga que sea cómodo, pero que también tenga un diseño elegante, la propuesta de Phoexix Import puede ser lo que nece...



El cojín de meditación: un aliado para la comodidad

Una de las variantes de la meditación es el zazén, que en japonés significa “meditar sentado”. De esta práctica viene el uso de un cojín especial para hacer más cómoda la posición de quien medita. Este cojín para meditar se llama zafú y en su elaboración tradicional tiene 35 cm de diámetro, 20 cm de altura y está compuesta por tres piezas: dos de forma circular que sirven como base y superficie del cojín, y una tercera compuesta por tela en forma de rectángulo que se cose a los círculos, mientras que el relleno es de trigo sarraceno. En la actualidad, los zafús pueden ser de diversas formas, como los cojines para meditar con forma de media luna, y se emplean múltiples materiales para su confección y relleno, como el lino, el algodón orgánico u otras fibras naturales. Lo importante es que cumplan con su función principal: elevar las caderas para permitir una posición erguida que favorezca la comodidad durante la sesión de meditación.

Cómo usar el cojín para meditar

Usar un zafú es bastante sencillo, basta con ubicarlo en un espacio tranquilo y silencioso de la casa o lugar elegido para meditar, preferiblemente en frente de una pared blanca o de tono neutro. En caso de tener un zabutón o almohada de meditación, hay que usarla como soporte del cojín, de lo contrario puede usarse solo el zafú. Nos sentamos en el borde del cojín para meditar, procurando que la parte posterior descanse cómodamente en él mientras se mantiene la columna derecha y las piernas cruzadas delante de nosotros. Los brazos pueden ir a los costados del cuerpo, o en una posición que favorezca la relajación. La razón del por qué hay que sentarse en el borde y no en el centro del cojín radica en que de esta manera se reproduce una curva natural que hace que sea más sencillo permanecer erguido por más tiempo.



Eligiendo el cojín de meditación perfecto

Si eres nuevo en el mundo de la meditación, la mejor recomendación es comprar un cojín de meditación barato o en oferta mientras avanzas en la práctica. El cojín de meditación con forma de media luna de Yogaladen o los tradicionales de ManiBahdra son una buena alternativa. Si buscas un zafú elaborado con componentes naturales, la marca Lotuscrafts tiene cojines de meditación hechos con algodón orgánico, mientras que Yogakissen tiene un modelo de cojín para meditación de fibra natural.

Mantenimiento del cojín para meditar

Una manera de mantener el zafú en buen estado es limpiándolo regularmente con un cepillo humedecido en agua tibia. Al momento de lavarlo, basta con retirar la funda, puesto que ya casi todos los modelos traen una funda removible. Si el cojín de meditación está hecho con materiales naturales, lo recomendable es lavarlo a mano y dejarlo secar al aire libre para evitar que las fibras se deterioren rápidamente.

Igual necesitas introducir en tu vida el

  • ¿Te gusta el Bikram yoga?: Si tienes un poco de tiempo libre por las tardes, ¿por qué no dedicarlo a alguna actividad que te ayude a cuidar un poco de tu salud? Cómo por ejemplo practicar bikram yoga. Verás como te viene muy bien.
  • Qué es el reiki: Es una pregunta que mucha gente se hace, ¿y sabes cómo encuentran la respuesta? Haciendo clic aquí. Descubre todo lo que necesitas saber sobre el reiki y como aprovecharlo en tu beneficio.
  • Cuadros mandalas: Si tienes unos cuadros de mandalas en casa, verás cómo tu vida a partir de ahora toma un rumbo diferente. Tienes que probarlo tú mismo para ver los grandes resultados que obtendrás.
  • Yoga para principiantes: Nada te vendría mejor que comenzar a hacer unas sesiones de yoga. ¿Te preocupa tu bajo nivel? Tranquilo, que para eso está el nivel de principiantes. Lo vas a disfrutar mucho.
  • Jardín zen interior: Cuidar de un jardín siempre relaja, pero sobre todo si este es un jardín zen. Y gracias a los jardines zen interior, vas a poder cuidar de tu espíritu y calmar tu alma siempre que quieras.


Si te gusto, no olvides valorar este artículo

Valoración: 0/5 (0 votos)
Por favor, ayudanos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más personas que necesiten de nuestra ayuda con estos temas. Solo tienes que hacer click en uno de los botones de aquí abajo. ¡Muchas gracias!
Si te gusto, no olvides dar a me gusta y compartir

Participa, deja tu comentário